viernes, 1 de octubre de 2010

EL DESPERTAR DEL MIEDO O LA TENSIÓN QUE NO CEDE


TÍTULO ORIGINAL: Haute Tension
AÑO: 2003
DURACIÓN 90 min.
PAÍS: Francia
DIRECTOR: Alexandre Aja
GUIÓN: Alexandre Aja & Grégory Levasseur
MÚSICA: François Eudes
FOTOGRAFÍA: Maxime Alexandre
REPARTO: Cécile De France, Maïwenn Le Besco, Philippe Nahon, Franck Khalfoun, Andrei Finti, Oana Pellea, Marco Claudiu Pascu, Jean-Claude de Goros, Bogdan Uritescu, Gabriel Spahiu

Marie recibe una invitación para pasar unos días en la granja de los padres de su mejor amiga; se trata de un lugar solitario y apacible donde las dos jóvenes podrán estudiar y quizás convertir su relación en algo más que una amistad (al menos así parece desearlo Marie). Pero este ambiente de armonía se verá interrumpido por la llegada de un sanguinario hombre en una furgoneta. Uno a uno, los miembros de la familia son asesinados y Marie debe ingeniárselas para salvar a su amiga. Es así que un duelo de inteligencia comienza y el menor descuido puede terminar en tragedia.
De esto trata El despertar del miedo, un slasher filme que hace honor a su título en francés (Alta tensión) y que en ningún momento se torna aburrido o cede en su ritmo. La cinta mantiene al espectador en vilo ante este enfrentamiento. La forma de actuar de Marie es inteligente, cuidadosa en su intención de no revelar su presencia al asesino (a diferencia de la mayor parte de los personajes de estas cintas que acostumbran hacer las peores estupideces: gritar, pedir ayuda en callejones oscuros, esconderse abajo de la cama o arrastrarse en lugar de salir huyendo). Uno como espectador desea que ella triunfe y parece tenerlo todo para ser así.
A diferencia de otros filmes de este tipo (como Hostal, Wolf creek o la nueva versión de Masacre en Texas), El despertar del miedo tarda sólo los primeros minutos en arrancar. Su planteamiento es sencillo y no se retrasa con escenas innecesarias. Además, una vez que comienza el juego del gato y el ratón (donde no queda muy claro quién es quién) el filme mantiene un ritmo in crescendo que alcanza su clímax en los últimos minutos. Esto la convierte en una película que se puede disfrutar en una sola exhibición, sin tener que verla por partes ni estar consultando cuánto tiempo le resta.
Por otro lado, la violencia que se observa en la película es impactante. Esto se ha vuelto típico en los slasher filmes franceses de los últimos tiempos; sin embargo, aunda a las cualidades antes mencionadas, la cinta sobresale: a diferencia de Martyrs, no tiene problemas de ritmo; al contrario de Frontieres la acción no tarda en comenzar y, en sentido opuesto a À l”intérieur, no incluye escenas absurdas que busquen extender la trama inncesariamente.
No obstante, sí se debe aclarar que en los minutos finales, el entonces debutante Alexandre Aja si tira por la borda todo lo que había logrado a lo largo de unos setenta minutos de filme. Primero se aprecian una serie de situaciones ilógicas que no cuadran con lo visto anteriormente y que cobran sentido con la sorpresa final. Sin embargo, esta "sorpresa" es un fraude que echa a perder el filme. Aun así, El despertar del miedo es un filme que merece verse, pues hace muchos años que no aparecía un slasher filme de esta calidad.
Un brillante debut de Aja, quien prometía convertirse en un maestro del género pero que, desfortunadamente, ahora que llegó a Estados Unidos, las productoras norteamericanas sólo le han hecho dirigir remakes (Las colinas tienen ojos, Espejos siniestros y la próxima a estrenarse en nuestro país Pirañas 3-D).

1 comentario:

minos dijo...

les dejo el link a la pelicula

http://cineboleto.blogspot.com/2013/05/ver-alta-tension-el-despertar-del-miedo.html