viernes, 28 de mayo de 2010

UN POCO DE HISTORIA: EL PAPA BORGIA


Rodrigo de Borja (1431-1503), más conocido como Alejandro VI o el Papa Borgia, ocupa un lugar privilegiado en los anales de la infamia del Vaticano y, al mismo tiempo, es recordado por un encargo artístico de gran trascendencia para el mundo católico: la reconstrucción de la Basílica de San Pedro.
Proveniente de una familia de notable linaje (su tío y pradre adoptivo era el Papa Calixto III), Borja obtuvo el puesto de cardenal a los 25 años y fue elegido Papa en 1492. Su papado osciló entre sus mayores vicios y sus virtudes más reconocidas: por una parte, utilizó su puesto de máximo jerarca de la iglesia para promover su vida de excesos y nepotismo, lo que lo llevó a asignarle cargos importantes en la política y la Iglesia a sus hijos ilegítimos (algunos dicen que era seis y otros historiadores establecen un número de ocho, pero la cantidad de hijos de Alejandro VI más aceptada por la mayoría de los especialistas es de seis); por otro lado, su tendencia liberal lo convirtió en mecenas de uno de los más grandes artistas del Renacimiento, Miguel Ángel.
Sus vicios se reflejan en su forma maquiavélica de urdir alianzas políticas: su hija más conocida, Lucrecia Borgia, era continuamente moneda de cambio para dichas alianzas; Alejandro VI casaba a su hija con una persona que pudiera significar de ayuda para sus planes. También es recordada la unión entre Alejandro VI y los reyes católicos de la Península Ibérica: el Papa logró el apoyo de Isabel y Fernando de España a cambio de que el pontífice estableciera las Bulas alejandrinas (1493), que reservaban para España las tierras descubiertas en América.
Sus virtudes lo encaminaron a encargar al artista Miguel Ángel los planos para la reconstrucción de la Basílica de San Pedro. Durante su papado, además, se dio la creación de la escultura en mármol de Miguel Ángel, La piedad.
Numerosas son las leyendas que circulan en torno a la familia Borgia: se dice que Lucrecia sostuvo una relación incestuosa con su padre y su hermano, César Borgia. También se dice que el segundo esposo de Lucrecia, Alfonso de Aragón, fue asesinado por César. Asimismo, la leyenda habla de que la muerte de Juan, el hijo favorito de Alejandro VI, fue también obra de César. Finalmente, el misterio y los rumores alcanzan la misma muerte de Alejandro VI, pues existen dos versiones enfrentadas acerca de su deceso: mientras que unos historiadores sostienen que el Papa Borgia falleció debido a la malaria, otros aseguran que fue envenenado por el propio César Borgia.
o


1 comentario:

baduljp dijo...

La historia de esta familia me parece muy interesante y sobre todo atractiva para llevar a la pantalla, se que ya hay una serie con este temática pero no la pude ver desde el principio, ahora me he enterado que HBO prepara Borgia, una serie que tratara sobre la historia de esta familia, en lo personal creo que este tipo de serie son muy buenas porque nos dan a conocer parte de la historia que quizá no conocemos,